Las Santas - Las Santas destruyen el ídolo

Las Santas destruyen el ídolo

En aquellos tiempos entre los paganos, el día de mayor fiesta en Sevilla, era el primero de junio. Ese día, se sacaba en procesión por toda la ciudad con gran algazaro la diosa Salambona.

La llevaban sobre unas andas a hombros como los pasos de Semana Santa y la acompañaba numerosa multitud de gente que iban gritando tras la imagen con grandes lamentos fingidos.

Varias muchachas iban delante de la procesión pidiendo limosna para el culto por las casas de los vecinos.

Al llegar a la casa de las Santas y al pedirles una limosna para el culto de la diosa, ellas, con gran entereza y valentía, respondieron que solamente adoraban al verdadero Dios creador del mundo y de todas las cosas, y que no contribuirían al culto de una ridícula imagen de barro.

Corrieron las muchachas paganas hacia los que llevaban la imagen, diciendo que allí había unas cristianas blasfemando y ridiculizando a su dios, diciendo que era de barro y que no era un dios verdadero.

Se fueron hacia ellas con el ídolo diciendo: "¿Qué nuestro dios no puede nada? Mirad lo que puede"; y arrojándose hacia su exposición de cacharros, les rompiero gran cantidad.

Viendo que todo se lo destrozaban y sintiendo deseos de demostrarles el poco poder de su ídolo, cogiendo algo pesado, se lo arrojaron diciendo: "Mirad como vuestro ídolo no está hecho de mejor barro que nuestros botijos" y el ídolo quedó destrozado en mil pedazos.

Viendo el ídolo destrozado, se enfurecieron terriblemente contra ellas y empezaron todos a gritar, diciendo: "¡Merecen la muerte! ¡Atadlas y llevémoslas al Prefecto para que las condene a morir en el circo! ¡Hay que hacerlas morir!..."