Calendario litúrgico 2016

Queridos hermanos:

La gloria del Señor se ha manifestado y se continuará manifestando entre nosotros, hasta el día de su retorno glorioso. En la sucesión de las diversas fiestas y solemnidades del tiempo, recordamos y vivimos los misterios de la salvación. Centro de todo el año litúrgico es el Triduo Pascual del Señor crucificado, sepultado y resucitado, que este año culminará en la Noche Santa de Pascua que, con gozo, celebraremos el día 27 de marzo. Cada domingo, Pascua semanal, la santa Iglesia hará presente este mismo acontecimiento, en el cual Cristo ha vencido al pecado y la muerte.

 

Leer más:Calendario litúrgico 2016

El Bautismo del Señor

El Bautismo como hecho histórico y como teofanía. Sin duda, en la vida del hombre Jesús de Nazaret el hecho de su bautismo por Juan en el Jordán significó un momento muy importante. Es el momento del paso de lo que podríamos llamar su vida como un judío normal a su manifestarse como el Enviado del Padre para anunciar la Buena Noticia del Reino de Dios para todos

Leer más:El Bautismo del Señor

María, Madre de Dios

La Iglesia Católica quiere comenzar el año pidiendo la protección de la Santísima Virgen María. La fiesta mariana más antigua que se conoce en Occidente es la de "María Madre de Dios". Ya en las Catacumbas o antiquísimos subterráneos que están cavados debajo de la ciudad de Roma y donde se reunían los primeros cristianos para celebrar la Misa, en tiempos de las persecuciones, hay pinturas con este nombre: "María, Madre de Dios".

Si nosotros hubiéramos podido formar a nuestra madre, ¿qué cualidades no le habríamos dado? Pues Cristo, que es Dios, sí formó a su propia madre. Y ya podemos imaginar que la dotó de las mejores cualidades que una criatura humana puede tener.

Pero, ¿es que Dios ha tenido principio? No. Dios nunca tuvo principio, y la Virgen no formó a Dios. Pero Ella es Madre de uno que es Dios, y por eso es Madre de Dios.

Leer más:María, Madre de Dios

El verdadero significado de la Navidad

La fiesta de Navidad fue instituida por la Iglesia en el siglo IV y se celebra el 25 de diciembre, es la celebración de un acontecimiento: el nacimiento del Señor, suceso decisivo en la historia de la salvación. Se lee en las profecías: Porque un niño nos ha nacido, un hijo se nos ha dado; le ponen en el hombro el distintivo del rey y proclaman Su nombre: “Consejero admirable, Dios fuerte, Padre que no muere, príncipe de la Paz." (Is 9, 5). Ese hecho fue de tal magnitud que el Cielo lo celebró alabando a Dios con estas palabras: "Gloria a Dios en lo más alto del cielo y en la tierra paz a los hombres: ésta es la hora de su gracia". (Lc 2, 13-14). Nosotros, los beneficiados tenemos motivos y verdadera obligación de celebrarlo.

Leer más:El verdadero significado de la Navidad

Dios Niño nace en una humilde familia

Dios quiso nacer dentro de una familia y así ha santificado la familia humana. El domingo 27 de diciembre celebramos la festividad de la Sagrada Familia y recordamos así, que Dios quiso nacer dentro de una familia para que tuviera alguien que lo cuidara, lo protegiera, lo ayudara y lo aceptara como era. Al nacer Jesús en una familia, el Hijo de Dios ha santificado la familia humana. Por eso nosotros veneramos a la Sagrada Familia como Familia de Santos. María y José cuidaban a Jesús, se esforzaban y trabajaban para que nada le faltara, tal como lo hacen todos los buenos padres por sus hijos. José era carpintero y Jesús le ayudaba en sus trabajos. María se dedicaba a cuidar que no faltara nada en la casa de Nazaret.

Leer más:Dios Niño nace en una humilde familia

Fiesta de la Familia

Este año celebramos la fiesta de la Sagrada Familia en el contexto del Año de la Misericordia.  Sólo desde la acogida de la Misericordia divina  podemos creer en la familia, esperar en la familia y amar la familia profundamente. Por ello el lema de este año «Familia, hogar de la misericordia».

Las parábolas que utiliza el papa Francisco en la bula Misericordiae vultus para recordarnos a Cristo como Buen Pastor (la de la oveja perdida, la de la moneda extraviada y la del padre y los dos hijos) nos recuerdan la grandeza del amor de Dios y de su corazón a pesar de las divisiones, confrontaciones, que tanto afectan a las familias, muchas veces consecuencia de las decisiones tomadas.

Leer más:Fiesta de la Familia