12 de octubre, Día de la Virgen del Pilar

La tradición, tal como ha surgido de unos documentos del siglo XIII que se conservan en la catedral de Zaragoza, se remonta a la época inmediatamente posterior a la Ascensión de Jesucristo, cuando los apóstoles predicaban el Evangelio. Se dice que, por entonces (40 AD), el Apóstol Santiago el Mayor, hermano de San Juan e hijo de Zebedeo, predicaba en España. Santiago obtuvo la bendición de la Santísima Virgen para su misión.

Los documentos dicen textualmente que Santiago, "pasando por Asturias, llegó con sus nuevos discípulos a través de Galicia y de Castilla, hasta Aragón, el territorio que se llamaba Celtiberia, donde está situada la ciudad de Zaragoza, en las riberas del Ebro.

En la noche del 2 de enero del año 40 AD, Santiago se encontraba con sus discípulos junto al río Ebro cuando "oyó voces de ángeles que cantaban Ave, María, gratia plena y vio aparecer a la Virgen Madre de Cristo, de pie sobre un pilar de mármol". La Santísima Virgen, que aún vivía, le pidió al Apóstol que se le construyese allí una iglesia, con el altar en torno al pilar donde estaba de pie y prometió que "permanecerá este sitio hasta el fin de los tiempos para que la virtud de Dios obre portentos y maravillas por mi intercesión con aquellos que en sus necesidades imploren mi patrocinio". 

Leer más:12 de octubre, Día de la Virgen del Pilar

Auméntanos la Fe

La petición de la fe que los discípulos hacen al Señor marca las lecturas de este domingo del Tiempo Ordinario: “Auméntanos la fe”. Es una petición brusca, recibida de golpe, que nos coge por sorpresa. Igualmente lo hace la respuesta del Maestro, pues más que la cantidad, parece que el Señor llama la atención sobre la calidad de la fe.

Esta fe debe ser auténtica. Una fe auténtica todo lo puede. Esta fe es la respuesta con la que el hombre acoge la predicación de la Palabra de Dios que nos es proclamada. Es la que necesitaban aquel rico y sus familiares de la parábola del domingo pasado, para, al escuchar a Moisés y a los profetas, creer en Dios. Esta fe es un elemento dinámico, está llamada a acrecentarse, para lo cual necesita que el hombre “no endurezca el corazón”. El recuerdo de aquella escena del pueblo de Israel en Meribá, desconfiando de Dios, y de este, herido por la desconfianza, haciendo brotar agua de la roca, en el desierto, es constante en la historia de la salvación. Dios pone la fe en el corazón del hombre con la misma facilidad que el agua en el desierto.

Leer más:Auméntanos la Fe

Derecho a un trabajo digno y estable

 

Cáritas Madrid en su Campaña Contra el Paro con el lema Derecho a un trabajo digno y estable renueva su compromiso con las personas y familias más afectadas por esta situación.
La Campaña nos invita a reflexionar sobre lo que está aconteciendo en el mundo laboral. A descubrir y a denunciar las causas que propician el sufrimiento de tantas personas y familias. Donde todos tenemos una pieza que poner en la construcción de este mundo. Todas las personas somos responsables, es una cuestión de justicia, caridad y bien común.
Tener o no trabajo, tener un salario suficiente para poder vivir, realizar un trabajo en condiciones dignas son condiciones que posibilitan el crecimiento y el desarrollo de las personas o lo impiden.
Cáritas Madrid, por su experiencia de acogida y acompañamiento a las personas que están viviendo estas situaciones de desempleo o que cuentan con empleos pocos estables e indignos, sabe que la posibilidad para conseguir un trabajo con futuro en un mundo laboral complejo y cambiante aumenta cuando la persona tiene una formación específica.
Por ello, Cáritas Madrid cuenta con Centros de Capacitación y Orientación Laboral, espacios de enseñanza en diferentes oficios destinados a quienes acuden a nosotros y necesitan formación. Su objetivo es formar en los sectores que tienen más demanda en el mercado laboral y acompañarlos en la búsqueda de empleo.
Cáritas Madrid propone buscar nuevas respuestas a la realidad social entre todos, los políticos, sindicatos, empresarios, cristianos y a la sociedad en general. Todos, somos corresponsables en esta realidad que deseamos transformar, por eso proponemos lo siguiente:
• Las empresas han de ser apoyadas para que cumplan una de sus finalidades más valiosas: la creación de empleo.
• Las Administraciones públicas, en cuanto garantes de los derechos, deben asumir su
responsabilidad de mantener el estado social de bienestar.
• La sociedad civil ha de jugar un papel activo y comprometido en la consecución y defensa del bien común.
• El mercado tiene que cumplir con su responsabilidad social a favor del bien común y no pretenda solo sacar provecho de esta situación.
• Las personas tenemos que orientar nuestras vidas hacia actitudes de vida más austeras y modelos de consumo más sostenibles.

En este difícil contexto social, en el que es necesario intensificar y hacer más efectivo nuestro esfuerzo, Cáritas Madrid, en el año 2015, acogió a 5.167 personas en los 35 Servicios de Orientación e Información sobre el Empleo, capacitó a 1.348 alumnos, en 95 cursos, en los sectores con mayor demanda en el mercado laboral y se concedieron 3.224 ayudas económicas a personas desempleadas en situación de grave precariedad. También cuenta con 2 empresas de inserción, donde el objetivo principal es ayudar a sus trabajadores a incorporarse en el mercado laboral normalizado y cuyo método es «enseñar a trabajar trabajando».
Estas acciones del Servicio de Empleo se han podido realizar gracias a la generosidad e implicación de 630 personas voluntarias y con el apoyo económico que ha permitido a Cáritas Madrid destinar en el año 2015 la cantidad de 1.295.987€ en los distintos Servicios.

Dios es Misericordioso, no nos cansemos de pedirle perdón

Este primer domingo tras el domingo de Pascua, celebramos la Fiesta de la Divina Misericordia.

Una devoción especial se comenzó a esparcir por el mundo entero a partir del diario de una joven monja polaca en 1930. El mensaje no es nada nuevo, pero nos recuerda lo que la Iglesia siempre ha enseñado por medio de las Sagradas Escrituras y la tradición: que Dios es misericordioso y que perdona y que nosotros también debemos ser misericordiosos y debemos perdonar. Pero en la devoción a la Divina Misericordia, este mensaje toma un enfoque poderoso que llama a las personas a un entendimiento más profundo sobre el Amor ilimitado de Dios y la disponibilidad de este Amor a todos, especialmente a los más pecadores.

El mensaje y la devoción a Jesús como la Divina Misericordia está basada en los escritos de la Santa María Faustina Kowalska, una monja polaca sin educación básica que, en obediencia a su director espiritual, escribió un diario de alrededor de 600 páginas que relatan las revelaciones que ella recibió sobre la Misericordia de Dios. Aún antes de su muerte en 1938 se comenzó a esparcir la devoción a la Divina Misericordia.

Leer más:Dios es Misericordioso, no nos cansemos de pedirle perdón

¿me amas?¿me quieres?

      El evangelio comienza hoy con el relato de la pesca milagrosa, pesca de tonalidad claramente eucarística, pues Jesús da de comer pan y pescado, como en aquella multiplicación de los panes de Jn 6. Él mismo es el pan vivo, ya partido en su entrega pascual, y él mismo es el pez (así se lee su nombre en griego). También, por tanto, este pasaje dirige nuestra mirada hacia el final de los tiempos, cuando Cristo nos haga sentar para darnos de comer Él mismo: la Pascua ha dado comienzo a la Parusía, y la Iglesia, representada por los apóstoles, contempla con expectación la visión del vencedor.

Esa intimidad de la comida pascual da paso a la profesión de amor de Pedro que, consciente ahora de su debilidad tras las negaciones, no puede prometer amar, sino querer. No es obstáculo esto para el Señor, que le advierte, en el momento culminante del diálogo, acerca del momento culminante de su existencia, su muerte por el nombre de Cristo, signo del amor que ahora promete. Así, el que ha comenzado el pasaje evangélico ciñéndose la túnica para echarse al agua, concluye el mismo advertido de que, al final, será ceñido y llevado donde no quiera. Para poder hacer así, necesitará un amor mayor que los demás.

Leer más:¿me amas?¿me quieres?

El 20 a las 20

CONCIERTO “IN TERRA PAX” DOMINGO DE RAMOS, 20 DE MARZO A LAS 20:00 HORAS